Conflicto

DSC00272

Las agresiones y abusos en contra de Wirikuta, los habitantes mestizos de la sierra y el altiplano, y el pueblo Wixárika en los pasados cinco siglos han sido numerosos, pero actualmente nos enfrentamos a lo que quizá es la mayor amenaza hacia este lugar sagrado, ya que además de la presencia en la región de las tomateras, el daño que han causado a nivel ambiental y social, la actividad minera que tuvo lugar en la región hasta hace aproximadamente 20 años con el correspondiente saldo de contaminación y deterioro de la salud de los trabajadores de las minas, sus familias y los animales domésticos,  y otros desagradables incidentes que se producen año tras año por violencia, abuso de autoridad, destrucción irracional del terreno, la minera First Majestic Silver ha obtenido concesiones para la extracción de plata en la Sierra de Catorce. Esto implica no solo la trasgresión a las leyes y pactos que protegen a Wirikuta y al pueblo Wixarika, al reconocimiento nacional e internacional que tienen, sino también representan una terrible agresión al equilibrio ambiental y a la salud de los habitantes de esta zona.

Las actividades que esta y otras empresas mineras pretenden desempeñar en Wirikuta son, como las que llevan a cabo en tantos otros lugares del mundo fuente de irremediables daños de proporciones excesivas.

La amañada y truculenta campaña que ha causado la división entre los pobladores es solo uno de los aspectos nocivos que se viven ya en la región. Los métodos y sustancias químicas que implican los procedimientos empleados en la minería hoy en día destruyen a todos niveles las regiones en donde se llevan a cabo. La cantidad de agua que esta empresa pretende utilizar para obtener el mineral es irracional, y estamos hablando de un lugar desértico, donde hay poca agua incluso para los habitantes y su modesta forma de vida. La remuneración económica prometida a los habitantes de la región a cambio de laborar para la empresa minera es mísera en comparación a las ganancias que pretende obtener al explotar los recursos naturales de lo que es como bien lo exponen los Wixaritari un lugar sagrado como lo es toda la tierra.

Comentario

Los llamados mestizos que por diferentes motivos se han acercado para unir esfuerzos y evitar este atroz atentado, han reunido la información en la que se basa esta exposición, se están llevando a cabo las acciones para proteger no solo al territorio que llamamos Wirikuta sino a todos los lugares amenazados o violentados de manera similar. Los pueblos originales y los mestizos que se nutren de su enseñanza están trabajando a estos niveles y en el rezo para preservar el invaluable legado que tenemos en nuestras manos y que pertenece a los jóvenes, a los niños y a las futuras generaciones.

Como sucede en tantas otras regiones, esta ha sido desatendida en lo que se refiere a la generación de empleos, o dicho en otras palabras los habitantes no tienen ya la capacidad de producir el sustento para sus familias, ya sea por olvidar el modo de vida de los ancestros, ya sea por la presión que el mal llamado progreso y la mercadotecnia  les impone. La migración de los jóvenes para buscar otras maneras de generar dinero ha sido uno de los factores que la minera  y otros aprovechan para engañar a los pobladores.

Encontrar fuentes dignas de trabajo que permitan a los pobladores tener agua limpia y tierras productivas así como recuperar el nexo espiritual con el lugar que habitan es una tarea que como mestizos o mejor dicho como habitantes de este planeta debemos tomar en nuestras manos. Encontrar estos caminos, hacer las propuestas y acompañar su desarrollo.

Sp flash tool download Showbox apk download