La Victoria y el Ojo de Venado; el tiradero tóxico de las mineras en Wirikuta

 

DSC_0832

Tunuary y Cristian Chávez*, Iracema Gavilán**

La noticia del basurero tóxico que el magnate minero José Cerrillo Chowell pretende construir en el predio denominado Palula en el municipio de Santo Domingo, San Luís Potosí ha generado gran desconfianza y el rechazo de la población circunvecina.

El proyecto que sería construido por el “Centro de Ingeniería y Tecnología Sustentable Palula SA de CV”, confinaría hasta 185 mil toneladas anuales de desechos Industriales peligrosos provenientes de la industria minera con altas cantidades de metales pesados como arsénico, cromo, cadmio, mercurio y compuestos venenosos como el cianuro.

En la región, un precedente importante sobre daños a la salud por exposición a metales pesados de actividad minera ha sido documentado por la Universidad Autónoma del Estado de San Luis Potosí mediante el Departamento de Toxicología Ambiental de la Facultad de Medicina quienes identificaron en el torrente sanguíneo de niños, niveles alarmantes de arsénico y plomo hasta 10 veces por encima de la referencia, siendo la ruta principal de exposición el suelo-polvo generado por la empresa Minera Santa María de La Paz y Anexas,2 S.A. propiedad del mismo empresario.

Aunque los resultados indicaron valores del 75% en daño genotóxico (daño al ADN) no lo correlacionaron directamente a los niveles de arsénico y otros metales pesados como cobre, plomo y zinc, en cambio sí establecieron un enorme riesgo humano por los efectos neurológicos (sistema nervioso), dérmicos (piel), hematológicos (sangre) y reproductivos. Basta mencionar que en los últimos años los testimonios de los habitantes de La Paz señalan afecciones en piel, enfermedades respiratorias, náuseas, dolores de cabeza, sangrado de nariz, entre otros, causados por la exposición a los polvos y desechos de las minas que se han acumulado en campos agrícolas, pozos de almacenamiento de agua y corrientes como el Arroyo de La Paz.

Lo anterior fundamenta cuestionamientos al confinamiento de residuos tóxicos el cual se construiría en la proximidad de numerosas localidades, vulnerando la salud y el ambiente por las condiciones que explicamos a continuación:

  • El confinamiento se encuentra en las inmediaciones de la Región Hidrológica Prioritaria Número 51 de nombre “Camacho –Gruñidora”1 decretada Área “Prioritaria” por la CONABIO en 1998;4 de acuerdo a sus valores de biodiversidad, uso de recursos y potencial para la conservación, dicha región se considerada amenazada.
  • El rancho Palula se encuentra en dicha región, este impactaría directamente el sistema hidrológico de manera integral debido a la composición hidro-geológica de gravas, arenas y limos7 que definen una permeabilidad alta generalizada que pone en riesgo los acuíferos libres llamados Santo Domingo, El Salvador y El Cardito, los últimos dos, parte de la Región Hidrológica Prioritaria.6
  • Dichos acuíferos son fuente de abastecimiento de agua de diversas localidades como son: Puertillo, El Banco, La Calandria, La Merced, San Francisco del Refugio, entre otros, así como de diversos núcleos agrarios circunvecinos como son La Victoria, Puerto Sigala, Santa María del Refugio, El Castañón y Anexos entre otros;9 la afectación abarcaría los municipios potosinos de Santo Domingo y Catorce además de Mazapil en el estado de Zacatecas.
  • El predio Palula se encuentra en el parteaguas de la Subcuenca Hidrológica “El Soldado” según la clasificación de la CONAGUA,5 que abarca 97,244 hectáreas del Área Natural Protegida de Wirikuta (69.4% del total), encontrándose en riesgo los lugares sagrados de la ruta de peregrinación del pueblo wixárika georeferenciados por la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y por la Secretaría de la Reforma Agraria en 2011,3 entre los que citamos Tete X+rie, Mayemeyiká y Kauyumuarie Muyewe, así como seis lugares de recreación ceremonial de los peregrinos Wixáritari siendo tres de mayor importancia: Hamuyema, Maye meyiká, y Tamatsi Muyewe, éste último cuya traducción es “donde está nuestro Hermano Mayor” de singular significado pues es donde se realiza la recolecta sagrada del peyote (Lophophora williamsi).
  • Un antecedente de presencia de metales pesados lo evidenció el estudio de laboratorio de la Universidad de Guadalajara a través de Espectrometría de Fluorescencia de Rayos X (diciembre de 2010) que documenta la presencia de plomo, arsénico y antimonio (elementos tóxicos que se pretenden confinar en el predio Palula) en tejido vegetal y animal de diversas especies, entre ellas el peyote, plumas de Águila Real, frutos silvestres y en sangre de pobladores campesinos.11
  • El territorio de municipios del Altiplano potosino y de Wirikuta ha sido reconocido por la Red Temática de Patrimonio Biocultural de CONACyT como uno de los Nodos Bioculturales de México, ubicado en la ecorregión Desierto Chihuahuense, de la cual solo cubre el 0.3% de su superficie, no obstante alberga más de la mitad de todas sus especies de aves, mamíferos y flora, de la cual se registra una importante muestra de la mayor diversidad de cactáceas endémicas del mundo.8
  • El tiradero tóxico se instalaría en terrenos de la concesión minera “Ampliación Universo” con expediente número 28448,10 de la empresa Minera Golondrina, S de R.L de C.V. filial de la canadiense IDM Mining Ltd (antes Revolution Resources Co), que se encuentra suspendido por el amparo que mantiene el pueblo Wixárika ante la actividad minera que pone en riesgo su territorio sagrado y que fue cancelado por el desestimiento de la empresa; por lo tanto no existen concesiones vigentes en el predio.
  • El proyecto del confinamiento tóxico viola el Art. 11 de Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente por la autorización en materia de impacto ambiental 24SL2014I0011 (20 de junio 2015) que aprueba el trámite de Manifestación de Impacto Ambiental modalidad “Particular” realizado por la empresa Centro de Ingeniería y Tecnología Sustentable Palula SA de CV, dicha modalidad debió ser “Regional” debido al impacto que genera en más de un municipio e incluso en más de una entidad federativa.

En este contexto, la construcción e implementación del confinamiento de residuos tóxicos implica una contradicción brutal y violación ambiental ya que el pueblo Wixárika logró una suspensión judicial de los proyectos mineros dados los riesgos a la salud, al medio ambiente y la afectación a los lugares sagrados. El confinamiento significa la imposición de un círculo de muerte en cuyos contornos trabajan mineras que emiten polvos y residuos venenosos como la Minera La Paz y otros que desde el interior infectarían directamente valiosos socio-ecosistemas al recibir la descarga de desechos tóxicos, preocupaciones que formaron parte de la génesis del conflicto y lucha del pueblo Wixárika.

Por lo anterior, es fundamental que prevalezca el principio de precaución, el cual exige la adopción de medidas de protección ante el peligro grave e irreversible a la salud o al medio ambiente y la falta de certeza científica sobre las causas y efectos en este caso, del confinamiento en cuestión; principio consagrado en La Declaración de Río de Janeiro aprobada por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo en junio de 1992.

De igual modo, se debe realizar una consulta libre, previa e informada del proyecto ante el pueblo Wixárika que cumpla con los mínimos establecidos en el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes de la Organización Internacional del Trabajo que reconoce el derecho a la consulta. En el mismo nivel de importancia debe ser tomada en cuenta la oposición de las localidades contiguas a las cuales se han violentado sus derechos humanos puesto que se les ha ocultado información y se ha malversado todo procedimiento de consulta imponiéndoles dicho proyecto.

Las autoridades de los tres niveles de gobierno deben mostrar una actitud responsable ante los inminentes riesgos y no favorecer en primera instancia los intereses de privados del sector minero.

Bibliografía:

  1. Arriaga, L. V. Aguilar y J. Alcocer, 2002, “Aguas Continentales y diversidad biológica de México”, Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).
  2. Carrizales et al, 2006 “Diseño y Aplicación de una metodología para la evaluación integrada de riesgos ambientales en sitios peligrosos en México, caso de estudio Villa de La Paz, S.L.P.” Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Facultad de Medicina. Consultado 11 diciembre 2015, disponible en: http://www.inecc.gob.mx/descargas/sqre/2005_inf_final_met_estudio_caso.pdf
  3. Comisión para el Desarrollo de Pueblos Indígenas, 2011, Mapeo y Geo-referenciación de la Ruta Histórico, Cultural y los Sitios Sagrados del Pueblo Wixárika en el Estado de San Luís Potosí.
  4. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), 1998, “Subcuencas Hidrológicas”. Extraído de Boletín Hidrológico, 1970. Subcuencas hidrológicas en mapas de regiones hidrológicas. Secretaría de Recursos Hidráulicos. Jefatura de Irrigación y Control de Ríos, Dirección de Hidrología.
  5. Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), Delimitación de Acuíferos.
  6. INEGI, 2015. Carta temática de Hidrología Subterránea con clave F140 1pg
  7. INEGI, 2015. Carta temática de Geología con clave F140 1pg
  8. Pronunciamiento del Foro El Agua en el Desierto, Catorce hacia el 2030; Agosto 2015, Real de Catorce.
  9. Registro Agrario Nacional, 1995, Mosaico de Ejidos y Comunidades
  10. Servicio Geológico Mexicano, 2011. Consultado 6 de noviembre de 2015, disponible en http://portaljsp.sgm.gob.mx
  11. Universidad de Guadalajara, 2010, Reporte de Resultados No. 003/12/10, Registro No. 281-1, Departamento de Ciencias Ambientales, Laboratorio de Salud Ambiental

* Asociación Jaliscience de Apoyo a Grupos Indígenas, A.C.

** Posgrado en Geografía-UNAM

frenteen

Semilla de la tierra para florecer en comunidad.

You may also like...

Sp flash tool download Showbox apk download